La decadencia de TVE

desempleo
No disparen al grafista.

Con motivo de su programa 100 al frente de El Objetivo, Ana Pastor concedió una entrevista a El Mundo. La presentadora del programa semanal de La Sexta hablaba en ella de dos puntos interesantes:

  1. Su estilo. Parte del público y algunos políticos critican a la periodista por impedir a sus entrevistados que se expliquen. Ella responde que podría ser “mucho más dura, porque es lo que practican fuera”. Asegura que si sus referentes periodísticos vieran sus entrevistas la considerarían “muy blanda”. No vamos a hablar mal del estilo de Pastor. La entrevista es uno de los ejercicios periodísticos más complicados. La misma fórmula no siempre funciona. Cada entrevistado es diferente. Nos guste más o menos, Pastor ha demostrado estar bien informada y trabajar con competencia en un país con exceso de entrevistas de puro peloteo.
  2. TVE. “El mayor piropo que nos echan es que hacemos televisión pública”, dice sobre La Sexta. Más allá de que la tesis sea cierta o no, la periodista detecta una decadencia en TVE.  “Lo veo con tristeza y cierta indignación”.

Es indiscutible. La cadena ha descuidado el servicio público los últimos cuatro años. El PP tiene un problema con el ente público fundado en 1957. No lo entiende ni sabe gestionarlo. Lo demostró en los años de Aznar, con Urdaci de brazo ejecutor, y lo ha confirmado con Rajoy. Una de las primeras actuaciones de su Gobierno fue aprobar un decreto ley para que solo se necesitara una mayoría simple en el Congreso al nombrar al presidente de RTVE –la ley de José Luis Rodríguez Zapatero exigía dos tercios–. El Gobierno de Rajoy pudo así escoger a Leopoldo González-Echenique sin el apoyo del PSOE. No es que con los socialistas TVE fuera la panacea, se cometieron errores de bulto, sobre todo en el apartado económico, pero sí que los contenidos de ahora hacen añorar a la de antes.

El PP ha vendido siempre sin pudor que a diferencia del PSOE el PP sabe gestionar, pero si hacemos caso a cómo dirige la corporación, con maquillajes contables para reducir el déficit, observamos que la incompetencia está bien repartida entre ambas fuerzas políticas. RTVE ha perdido en la primera legislatura de Rajoy cerca de 400 millones de euros, como cuenta en El Confidencial Daniel Forcada, un periodista que hay que leer para entender qué ocurre en el ente público. Pese a contar con una plantilla de 6.270 trabajadores, explica Forcada, la corporación sigue comprando a productoras externas lo que, en muchos casos, bien podía producir ella misma. La última estimación del déficit para 2015, tras varios cambios a lo largo del año, es de 33 millones de euros. La dirección asegura que tras nueve años la sociedad por fin recuperará en 2016 el equilibrio presupuestario.

Captura de pantalla 2016-02-29 a las 16.24.34.png
Marca España. Lo que dice Financial Times de TVE.

2015 ha sido su año negro para La Primera, escribe Rosario G. Gómez en El País. En mayo ya perdía un tercio de su audiencia desde que gobierna el PP. Cerró el año por debajo del 10% por primera vez en sus seis décadas de vida pese a contar con el producto más visto, la Liga de Campeones, que maquilla unos datos tan terribles como merecidos. Los informativos son acusados de manipular y parte de la programación adolece de frívola y perpetúa el estereotipo de que España es un país inculto y machista. Consternados, dos representantes del Consejo de Informativos de TVE viajaron en abril de 2015 a Bruselas para denunciar la manipulación. La dirección de informativos, que está en una posición de máxima debilidad tras los resultados electorales, abrió expediente disciplinario en febrero a un redactor que denunció “corrupción informativa” en la cadena. El equipo que dirige José Antonio Álvarez Gundín, ex subdirector de La Razón, se reunió con el comité de empresa y en vez de dar marcha atrás acusó a los trabajadores de actuar como terroristas por exigir la retirada del expediente y poner a los jefes “en la diana”. Ya saben: la escuela de La Razón. O piensas como ellos o eres de ETA. Tras publicarse la comparación, según adelantó Europa Press el viernes, la empresa dio marcha atrás y redujo el expediente a amonestación por escrito, que también debe molestar al afectado pero que visto lo visto menos da una piedra.

El espectador ha visto en pantalla todo tipo esperpentos en los últimos cuatro años: gráficos manipulados sin el mínimo pudor, que un presentador felicite a Pablo Iglesias por la liberación de presos de ETA, que el jefe de prensa del PP catalán dirija TVE en Cataluña, que se dé el mismo tiempo en pantalla a las masivas manifestaciones a favor de la independencia que a las pequeñas concentraciones anti-independencia, que el caso Bárcenas apenas se mencione, que se llegue a cerrar un micrófono cuando se nombra al extesorero del PP, que se tenga de tertuliano a Alfonso Rojo, que se acorrale a Informe Semanal hasta las tantas para dejar la mejor hora a un concurso y dar así “un giro al entretenimiento”, que un canal privado como La Sexta, con muchos menos medios, cubra con más detalle las elecciones y le adelante en audiencia las noches electorales, que se fiche a cinco reporteros procedentes de Intereconomía con la excusa de que viene un “denso año electoral”… Es todo tan disparatado que entra la risa.

El problema es que no tiene gracia. Como no lo tiene el machismo de Bertín Osborne en su programa En tu casa o en la mía, en el que las mujeres son las que deben saber cocinar mientras los hombres conversan en un aparte. No está de menos antes de que sea demasiado tarde recordar lo que dijo en noviembre en La Cafetera Rosa María Calaf, reportera y maestra de periodistas: “La televisión pública es de todos, y como no la defendamos entre todos, nos la van a quitar y va a ser una gran pérdida”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s